lunes, 2 de abril de 2012

El Síndrome de Peter Pan

   ¿Cuantas veces he pensado que no quiero crecer más? y ya a mis años, no hablo del verbo crecer con el significado de aumentar de tamaño, lógicamente, sino de aumentar en edad. A medida que van pasando los años, me doy cuenta de que observo a los niños con un toque de envidia, de recelo, al pensar lo felices que son ellos sin las complicaciones que supone la madurez. Su máxima preocupación, es la cantidad de juguetes que Papá Noel le traerán por Navidad, o si mamá les castigará sin postre por haber hecho una travesura... Podríamos hablar que en cierta medida, sufrimos en un grado muy muy leve, el Síndrome de Peter Pan porque yo, reconozco, que en ciertos momentos (y no estoy hablando por la estética) desearía no haber crecido más y quedarme todavía jugando con mis amigos en el parque de juegos, levantarme por las mañanas con la única obligación de no hacer mis necesidades en los pañales, y de comerme toda la verdura que me ponen en el plato.

   Hay gente que se niega a vestirse acorde con la edad que tiene, eso me recuerda el caso de una persona que conocí una vez, que a pesar de tener cierta edad, vestía con camisetas ceñidas de Metallica, jeans ajustados, muy pitillo y algún que otro brazalete... vaya, que dentro de unos años, va a ser el más macarra del geriátrico. Pero ¿Que puedo decir yo, cuando hay grupos musicales (donde sus componentes son viejas glorias) que visten igual? Yo tenía una amiga, que se quedó anclada en los 80, a fecha de hoy, se sigue cardando el pelo, utiliza hombreras, y esos pendientes grandes, largos de colorines... con el daño que han hecho los 80 a la estética, nunca lo entenderé! Pero para ella es su forma de vida, y es muy respetable.
   Otros simplemente se niegan a cargarse de obligaciones y compromisos, son incapaces de buscarse una obligación, una responsabilidad, no se si por miedo al fracaso, o porque realmente no se plantean la posibilidad de que son capaces de hacerlo.
   Todo esto son, desde mi humilde punto de vista, diminutos casos o efectos del síndrome, siempre y cuando, no nos refiramos al tenor literal del mismo. El psicólogo norteamericano Dan Kiley, denominó como Síndrome de Peter Pan al conjunto de rasgos que tiene aquella persona que no sabe o no puede renunciar a ser hijo para empezar a ser padre. El hombre/niño que se resiste a crecer, exhibe un desfase patológico entre su edad cronológica y su madurez afectiva. Y digo yo... ¿yo que no tengo intención alguna de ser padre, puede ser otro claro rasgo de mi Síndrome de Peter Pan?

    Hombres que presumen de joviales, simpáticos, almas de la fiesta, deportistas, aplicados seductores de jovencitas/os a edades notoriamente inadecuadas, suelen ser "Peter Panes" afectivamente inmaduros. Son gente que no aprenden la diferencia entre haber crecido, y ser adultos. Un claro ejemplo era Michael Jackson, para el cual, su tendencia a juntarse con niños, no era por esa supuesta pederastia que decían padecer, sino por el síndrome de Peter Pan que sufría. Sea como fuere, los que sufrimos esta patología, no hacemos mal a nadie, simplemente somos felices en nuestro mundo de fantasía y de color. Además, estoy completamente convencido que muchos de vosotros en estos momentos, también tenéis un poco ese complejo de Peter Pan, porque, seamos sinceros, cuando éramos pequeños, vivíamos muchísimo mejor!

19 comentarios:

  1. Empezaron nuestros tatarabuelos en los cuarenta a reivindicar su juventud, en los sesenta la ruptura generacional entre padres e hijos fue brutal, ahora ya no queremos ser jóvenes, queremos ser niños. Es una característica propia de esta nuestra generación.

    Un saludo.

    http://necesitounmecenas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Hola Destroy, efectivamente a nadie amarga un dulce y todos quisiéramos parar el reloj; pero una cosa es una cosa, y otro cosa es otra cosa. Yo estaría encantado de dejar de cumplir años, pero desde luego no me gustaría volver a vivir anteriores etapas de la vida. Creo que a medida que envejeces, también acumulas saber, experiencias, etc, y eso también está bien.

    ¿Quien querría pasar las angustias de los estudios? la falta de dinero? la falta de libertad? Claro que a esas edades te lo pasabas bomba, pero los sinsabores también estaban ahí, formando parte de un todo. En esto la mente, que es muy sabia nos hace una agradable jugada, olvidamos los malos momentos y nos quedamos con lo bueno, mira que bien.

    Saludos navegantes.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no quiero ser niña de nuevo. No por eso me parece mal el que si quiero serlo. mientras no cargue con su responsabilidades a nadie siendo adulto, por mi me parece divino que se sienta Peter Pan.
    Eso si, yo me hubiera quedado con 30 para toda la vida.

    ResponderEliminar
  4. Yo mi Peterpanismo lo tengo en lo de salir, siempre con ganas de salir, si no salgo un fin de semana me como por dentro, no sé, a lo mejor ya toca empezar a quedarse en casa, eso siempre y cuando la compañía sea la mejor de todas, o en la más estricta intimidad y soledad que es como a mi me empieza a gustar últimamente. El caso es que soy un chico (hola? he dicho chico cuando debería decir joven o señor?) al que le gusta vestir acorde con la edad que tengo, y muy tímidamente incluir algo que de un aspecto más jovial, pero siempre he sido de camisas y zapatos... jajaja

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Soy madre, responsable, madura...y cada etapa de la vida tiene sus cosas bonitas, es verdad q la de niño es la mejor porq no tienes ningun problen..., y con mis 32 años ahi momentos en los q me convierto no en peter pam, peri si en campanilla e ignorar por un momento del cargo q tengo, responsabilidades, etc y hacer el ganso y hacer cosas de niña, porq todos llebamos el niño interno. Comparto lo q ha dicho Chema. Y q mas decirte, q esto no se puede frenar ni echar marcha atras...,a si q, de vez en cuando dejemos volar la imaginacion y convirtamonos en niños!!!

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasa lo mismo, si no salgo un sábado a la noche ¡reviento! ¡no aguanto en casa! y eso que ya a mis 33 años el cuerpo ya no aguanta como antes.

    Hay que saber envejecer, no nos queda otro remedio, pero mientras por fuera cumplimos años, por dentro aún tenemos algo de jóvenes y hay que aprovecharlo.

    Un abrazo niño !!.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí me gusta cumplir años y cuando me echan menos edad de la que tengo, siempre digo "en cada pata" aunque se hayan equivocado en dos años. Eso sí, aunque sea maduro y disciplinado vivo en mi mundo, pero lo mío más bien es individualismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te gusta cumplir años porque seguro que eres muy joven, a medida que van pEsando los años... ya no gusta tanto! (y eso que yo no me quejo de edad)

      Un abrazo.
      destroy114

      Eliminar
  8. Yo no me cambiaría por un de 18 sabiendo lo que sé ahora de la vida. A lo mejor unos 4 ó 5 años menos, quizás sí, pero no muchos más. Estoy de acuerdo contigo en que hay gente que no adapta la forma de vestir a la edad. Pero bueno, hay de todo.

    Besazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo prefiero los 27 (con lo que se ahora) que tampoco te creas que tengo muchos más! jejeje

      Un abrazo.
      destroy114

      Eliminar
  9. Que de nanos éramos mas felices :) Pero luego conoces ciertas cosas que sucedían y lo valoras aún mas, porque, precisamente, había problemas y aún así lo hicieron lo suficientemente bien como para que... no sé por qué hablo en plural... para que no me diera cuenta; e igual eso es lo bonito de la infancia, de la adolescencia, casi; que puedes ser feliz, comenzar... supongo que para los padres somos como un nuevo comienzo; alguien con quien todo lo anterior... no importa; y se intenta todo otra vez.

    En cuanto a lo de no tener hijos, a ver; ¿tú quieres? Yo no sé si quiero; hay días, hasta que cuido a algún crío, de algún amigo y my mann me dice, "¿ves?"... Pero quiero yo decir, que no es una elección; biológicamente, aunque lo intentamos no... jajajajaa Pero hay tantas formas de tener hijos, y familias y :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños están bien para un rato (quiero ser tio, no padre) pero para todos los días, yo creo que no sería capaz!

      Un abrazo
      destroy114

      Eliminar
  10. Estoy de acuerdo, pero me ha chirriado una cosa... ¿hay una "ropa apropiada" a cada edad? Yo creo que en eso te equivocas. Mis abuelos llevan la misma ropa que llevaban de jóvenes, porque era la moda o el uso de la época. ¿Pantalones de franela? ¿Blusas y faldas largas, por ejemplo? No puedo imaginarme a nadie de mi edad dentro de 30 años vistiendo como ahora nuestros abuelos. Quizá es porque pertenezco a la generación Nirvana, y más que negarnos a crecer no le vemos mucho sentido, pero yo sigo vistiendo como cuando tenía 15 años, detalle arriba detalle abajo, y no siento que vista como un adolescente. Es la ropa con la que estoy cómodo, y lo veo continuamente a mi alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu te imaginas con 80 años con chupa de cuero, pantalones vaqueros pitillos y camisetas? A eso me refiero con "ropa apropiada"

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Bueno... dentro de unos años comento este post y a ver si ha cambiado mi forma de pensar o algo jeje :P

    ResponderEliminar
  12. Está más extendido de lo que pueda parecer. Lo dijo Cecilia Roth en una entrevista: "El sentido de mi generación era ser jóvenes, y ahora no sabemos cómo comportarnos de adultos". Pero así ya llevamos varias.. yo creo que lo que hay es no tanto una añoranza de la niñez sino de la primera juventud. Y las condiciones laborales -y el hecho de que cada vez menos españoles optemos por ser padres- inciden en esa inmadurez, que imagino tendrá cosas buenas y malas.

    En mi caso -tengo más de 40- me siguen gustando las mismas cosas de siempre: compro cómics, salgo de marcha, escucho y disfruto de la música nueva. Pero evidentemente no puede ser igual, ni tampoco lo pretendo, ya hay sitios donde me da vergüenza ir. Y creo que no querría volver atrás: no hay paraísos perdidos.

    Un saludo, te he encontrado en el blog de Ant, me llamo Justo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido a mi blog y gracias por comentar... las puertas las tienes abiertas de par en par Justo.

      Un abrazo.
      destroy114

      Eliminar
  13. Y yo me pregunto: Qué es eso de que hay gente que no viste acorde a su edad??? Quien dicta lo que tú te quieres poner tengas 15 o 50 años??
    Vestirse como te gusta o cardarse el pelo se llama personalidad y lo demás, para las ovejas del rebaño...

    Sólo hay que ver la pena que da la gente que viste a la moda que de un día para otro visten prendas totalmente opuestas, porque es lo que se lleva....

    Según tú, yo que tengo casi 30 años, que tendría que llevar zapatos y camisa? Pues no! Voy con mis sudaderas con gorro y pantalones no ceñidos y casi siempre que puedo me voy a 'jugar' con mi bici en vez de estar sentado en una silla tomando un café intentando demostrar lo maduro que soy.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...